La tecnología nos sorprende constantemente con los avances que parecen salidos de una película de ciencia ficción, en donde desarrollos en tecnologías de biometría, capaces de determinar todos los datos de una persona con solo efectuar un reconocimiento facial, huella, iris o por voz; sin embargo, de estas anteriormente mencionadas, debemos destacar una, y es el reconocimiento facial, debido qué; es este método el cual tiene las menores posibilidades de fallar o ser vulnerado, es nuestra cara, la cual responde a la tecnología.

En este artículo desarrollaremos diversos comentarios respecto a: el funcionamiento de esta tecnología, de que manera las superpotencias usan esta tecnología a su favor y las ventajas y desventajas de esta misma. Asimismo; expondremos algunas temáticas desde el foco de la ciberseguridad, con el objetivo de plantear los verdaderos peligros que enfrentamos ante tal tecnología.

¿Como funciona?

El reconocimiento facial puede parecer para muchos una de las tecnologías emergentes que tienden a ser más complejas de entender o desarrollar; sin embargo, el desarrollo de esta misma puede ser posible para empresas o desarrolladores individuales.

Las cámaras infrarojas o convencionales permiten crear varios puntos de referencia en nuestra cara, y con un mínimo de 30 mil puntos, esta podrá compararlo en una base de datos, la cual podrá determinar quienes somos y si se trata de un face id (acceso mediante reconocimiento facial) podrá darnos acceso.

¿Se usa de manera correcta?

Las empresas más grandes que emplean esta tecnología en sus dispositivos y servicios, como por ejemplo: Apple con el Face ID, el cual fue una novedad con la salida del Iphone X, aunque ya otros dispositivos emplearan estas características, Microsoft en sus laptops y otros dispositivos. Este es el panorama agradable, ya que usar nuestro rostro para desbloquear nuestro dispositivo móvil o laptop; sin embargo, uno de los casos con más renombre, es el de china.

La superpotencia asiática ha logrado desarrollar una gigantesca base datos con una enorme cantidad de rostros de los ciudadanos, con el objetivo de tener un control de estos mismo, incluso, cuando el sistema lleva acabo un reconocimiento, indica mediante una búsqueda de las bases de datos, el crédito social, la edad, entre otras características de estos mismo; pero, ¿es este método empleado por China una violación a la privacidad de los ciudadano?

Desde el punto de vista estratégico policial, cualquier persona pensaría que, uno de los objetivos principales del gobierno chino, es mantener una base de datos de un alto porcentaje de la población y, en caso de tener la necesidad de localizar a una persona, hacerlo en cuestión de horas o incluso minutos; sin embargo, al parecer estos no son los principales ideales del gobierno de Xi Jinping (Presidente de China), ya que las cámaras están situadas en diferentes puntos estratégicos (incluso dentro de supermercados y otros servicios), y al estar todas estas cámaras trabajando en conjunto, alimentando las bases de datos, y un procesamiento de parte de una potente inteligencia artificial, son capaces de saber que hace cada persona en su día a día, y es aquí en donde las privacidad de los ciudadanos chinos se está viendo afectada.

La cadena ABC inició un proyecto en el cual, podemos observar hasta que punto logra llegar el perseguimiento que emplean las cámaras en conjunto con la inteligencia artificial, en este proyecto también podemos apreciar como es el análisis de las cámaras, y los conceptos de interés, como lo es el crédito social, la edad, entre otros datos. Click aquí para ir al proyecto.

Por otro lado; se encuentra el caso de la policía de Estados Unidos, la cual ha empleado al igual que China, un desarrollo de una base de datos capaz de hacer un reconocimiento facial; sin embargo, a diferencia del país asiático, en la base de datos solo y únicamente se tienen a personas con antecedentes criminales, con el objetivo de poder realizar un intervención más rápida y certera, con respecto a criminales.

Peligros de esta tecnología

Partiendo de casos como los de China o Estados Unidos, en los cuales, se ha creado un base de datos (big data) con el rostro de personas con antecedentes (caso de USA) o en si, de la mayoría de los ciudadano (caso de China), nos surge una pregunta, la cual gira entorno a la seguridad que deben tener estas bases de datos. La pregunta es: ¿Que pasa si estas bases de datos son penetradas por un pirata informático? Es en este punto en donde la tecnología se fractura para dar paso a diversos temores que podemos enfrentar en caso de estar nosotros en una de esas bases de datos como ciudadano.

El reconocimiento facial es una de las tecnologías emergentes que por su gran demanda en diversos servicios y aplicaciones, seguirán ganando territorio en la industria tecnológica; sin embargo, es una de las tecnologías que le debemos llamar sensibles, ya que hablamos de una identidad personal, la cual, conectada a una base de datos, podrán observar todos nuestros datos de importancia, los cuales pueden comprometer nuestra integridad y seguridad.



Bibliografía:

Barredo, Á. (2019, 24 abril). Cuando tu cara lo dice todo: el fantástico y terrorífico futuro del reconocimiento facial. Recuperado 29 diciembre, 2019, de https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20190422/461771463993/reconocimiento-facial-futuro.html

She’s a model citizen, but she can’t hide in China’s ‘social credit’ system. (2018, 19 septiembre). Recuperado 29 diciembre, 2019, de https://www.abc.net.au/news/2018-09-18/china-social-credit-a-model-citizen-in-a-digital-dictatorship/10200278

Whittaker, Z. (2019, 2 diciembre). DHS wants to expand airport face recognition scans to include US citizens. Recuperado 29 diciembre, 2019, de https://techcrunch.com/2019/12/02/homeland-security-face-recognition-airport-citizens/

Schuppe, J. (2019, 11 mayo). How facial recognition became a routine policing tool in America. Recuperado 29 diciembre, 2019, de https://www.nbcnews.com/news/us-news/how-facial-recognition-became-routine-policing-tool-america-n1004251